"He aquí que el silencio fue integrado por el total de la palabra humana, y no hablar es morir entre los seres: Se hace lenguaje hasta la cabellera, habla la boca sin mover los labios, los ojos de repente son palabras... Yo tomo la palabra y la recorro como si fuera sólo forma humana, me embelesan sus líneas y navego en cada resonancia del idioma..."

(Pablo Neruda)


Let's fall in Love


Les Yeux Ouverts


Claudio Bravo
Visual
Memoria Chilena
Cultura General
Mapas
De Poesia
R A E
Enlaces RAE
Diccionario
Traductor
Cosmos
Poetas
ESO-Alma

sábado, abril 15, 2006

Una protesta personal


En el metro matutino del jueves pasado, dos jóvenes ejecutivos “de buena presencia” –como rezan los anuncios laborales- sorprendieron a varios pasajeros con un particular diálogo:

- Garabato – garabato – punto – garabato.
- Garabato – punto – garabato – garabato.
- Garabato – risa – garabato - punto ... garabato.
- Garabato – set – garabato – partido – garabato...

...Risa – garabato – risa – risa… garabato.
(Creo que todos intuimos que
habían jugado un partido de... garabatos! ¿Qué otra cosa?)

Justo al lado, una señora los miraba atónita y asustada, mientras que tres extranjeros de ojos esencialmente rasgados (y ahora redondos), trataban de comprender este nuevo concepto de la gramática: Un verbo auxiliar mutante, que va de verbo a pronombre, adjetivo, adverbio, sustantivo, etcétera, y que sirve para comunicar todo cuanto sea posible -e imposible- de comunicar.

Créanme que no soy de las que dice recórcholis ni caray cuando me asusto o me pego en un dedo, o qué sé yo. También tengo mis interjecciones-renuncios. Pero frente a estos dos finos 'trovadores', me atrincheré en mi revista y en la vergüenza. Me quedé pensando en la educación, en el asesinato paulatino del lenguaje -y del respeto- y en cómo diablos llegaremos a comunicarnos mañana. Recordé situaciones similares anteriores, cada día más frecuentes...
...Y ante la duda si traer este invierno, un paraguas o un diccionario en la cabeza, pregunto:

- Generaciones, ¿Estamos extinguiendo las palabras?


domingo, abril 09, 2006

Literalmente

Me dispuse a pintar, y terminé robándome el escondite de los colores...
(...y el paso del tiempo)



Powered by Castpost
Fotos: Cursivas

miércoles, abril 05, 2006

Happy Hour... (Tomás invita)



Café express, ideas, tiempo, palabras, viceroy, papel y lápiz. Ingredientes con los que me senté a pensar y escribir, durante una hora, acerca de la ingeniosa invitación 'cadena' de Tomás: "Identificar 25 cosas que me gustan o me hacen feliz".

Entonces busqué construir una lista que tuviera algo de creatividad y sentido del humor, pero me distrajo la diversidad del paisaje urbano: Vi caer el ocre-rojizo de las hojas de otoño, el caminar de la gente y las expresiones en sus rostros; escuchar las voces y la música del entorno, y mirar por la ventana unos viejos edificios que se parecían a una postal o fotografía en blanco y negro.

- "¿Qué cosas me gustan?" - Pensé en las emociones, en la inteligencia, en el aire. Comencé a dibujar en un papel, algo parecido a muchos caballos salvajes corriendo libres por un paisaje verde y claro. Cerré los ojos, y descubrí que esas 25 cosas felices ya se habían pronunciado, por sí solas, mucho antes de que yo saliera a buscarlas. (Se disfrazaron de naranjas colgadas aquí, en este mismo árbol de pequeñas letras!).


Powered by Castpost

(Sigo el happy hour, y con este ritmo invito a José Miguel, Héctor, María Paz, Renata, y muy especialmente Irarrázabal, porque intuyo tienen escondida una larga y curiosa lista de cosas felices para compartir).
Gracias Tomás!


Mi foto
Nombre: Paula Larraín M.
Ubicación: Providencia - Santiago, Chile

La curiosidad cultural ha sido mi cómplice congénita y omnipresente a la hora de la creatividad, pese a que mi actividad profesional estuvo siempre ligada al sector Financiero y Corporativo. Hoy puedo dedicarme, con gran satisfacción, a hacer de la escritura mi profesión, abocándome a diversos proyectos independientes (Freelance), para empresas y particulares, colaborando en la redacción de escritos, boletines, revistas, páginas web, informes, entre otros.

Enciende -si quieres- un cigarrillo, una vela. Lee un libro, acompáñate de un café o una pequeña copa de sauvignon blanc (o prueba un Carmenere y una trufa!). Percibe la música del aire, imagina un sueño, haz dibujos en un papel... Quítate los zapatos y siéntate en una alfombra mullida... ¿Has visto navegar las ideas en altamar?






Home



ecoestadistica.com